lunes, mayo 29, 2006

Tres noches seguidas

Las últimas cuatro noches -antes de anoche- soñando con encuentros que no se si quisiera, la primera con flaquito, la segunda con dientes, la tercera con el que me mata (la más dulce, que en verdad me hinchó el corazón y decepcionada desperté y me di cuenta que no era verdad) y la cuarta con los dos nuevos papás que conocí sólo invitándome a un café o algo así. Pero la verdad no se si quisiera estar con alguno de ellos, supongo que de cualquier manera no podría, hoy soy una mujer incompleta para estar con un hombre, y no se si algún día volveré a tener ese tercer brazo que me salió en el corazón cuando lo tocó tu amor, sólo se que se puede vivir sin eso, pero me da miedo que me lleve la pelona cuando ya no tenga nada que decir, que sentir, que hacer sentir, la cosa que es que no se si voy cuesta abajo, o sólo esto flotando a la mitad de un lago liso como un plato.

1 comentario:

tonatiuh dijo...

yo he llegado a la conclusión de que no vale la pena estarse comiendo la cabeza y pensando en lo mismo, la solución es ponerse las pilas, andar en chinga y dejar la razón para después...

que algún momento dejarás de tener qué sentir, qué hacer sentir? tu? no, pus no creo la neta...

te quiero un chingo