viernes, febrero 27, 2009

Crisis de los 30

Cito al gunos textos que encontré en la red:

Crisis de los 30 años: algunos tips para sobrellevarla


Fecha Publicación: 21/12/2006|17:26

La definición del proyecto de vida, de lo individual, el sueño de la casa propia, el devenir de lo laboral, percibir la llegada definitiva de la adultez, no es sencillo- Cómo sobreponerse a tanto- Patologías asociadas.



En las últimas décadas, se produjeron cambios profundos en torno a la “idea colectiva” de lo que "debía" que acontecer en la vida de las personas al llegar a determinada edad biológica.

Por ejemplo, dos generaciones atrás, era esperable que a los “veintipico” el joven ya estuviera recibido o con el rumbo laboral concretado, casado, viviendo sin los padres y, mejor, con hijos o en la espera de ellos.

La diferencia con la realidad actual es notoria. Los “mandatos” sociales cambiaron, al igual que los ideales sostenidos. Y debido a esto, se converge en nuevas patologías psicológicas y desplazamientos de las llamadas “crisis vitales", que se producen por el abandono de una etapa y el ingreso en otra.

Pero, ¿qué es lo particular de los jóvenes de 30 en los tiempos que corren y por qué produce crisis?

“Lo primero es que frente al cambio de década siempre hay un interrogante. Y la década de los 30, en esta época en la cual estamos viviendo, es difícil por varias razones”, explicó a Infobae.com la Lic. Esther Any Krieger, psicóloga, coordinadora del Capítulo de Psicoanálisis y Patologías Actuales, perteneciente a la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).

“A los 30, si el joven no se fue de la casa de sus padres va a emprender la tarea de construirse un propio lugar en el mundo. La consulta es el trabajo, el futuro, la novia, el novio, pero lo que se ve debajo de estos cuestionamientos es el irse de la casa de los padres, lo que se da entre los 26 y los 30”, explicó Krieger.

La psicóloga puntualizó que lo característico de los tiempos actuales es que “ahora las décadas están corridas en el tiempo: lo que hace 30 años pasaba a los 20, hoy pasa a los 40. A los 20 había que irse casado y se tenían hijos entre los 20 y los 30. Hoy se piensa en tener hijos cerca de los 40, se corrió 20 años la problemática humana”.

El límite para tener hijos que más pesa en la actualidad, en relación con las mujeres, es el del llamado “reloj biológico”.

“Pero hoy, a los 30, todavía el cuestionamiento del hijo ni en la mujer ni en el varón tiene tanto peso. Lo que está primero es el irse de la casa de los padres, encontrar un trabajo para sostenerse y la construcción de un porvenir personal”, dijo.

Sentirse viejo

Otra de las características “modernas” que acompañan lo anímico de esta década es el “sentirse viejo”. “Esto ocurre porque ha habido un cambio en los ideales que hoy son dos: el dinero y la juventud. Lo que vale es ser lo más joven posible y lo más exitoso económicamente posible. Se han caído otros ideales como el amor, la solidaridad, la patria, la justicia, el bien común, la familia”, dijo Krieger.

Y, que los dos bienes más preciados sean el ser joven y tener plata –puede agregarse, siendo joven- genera problemas a muchos que no pueden alcanzar estos ideales y que, por“comparación, sienten que son viejos o que nunca lograrán la fortuna deseada.

La exigencia es mucha: una carrera ya no basta, porque se es igual a un “gran resto” que lucha por conseguir a corta edad más dinero. “Por eso, esto del tener más a más joven edad trae asociados varios síntomas y patologías como adicciones, anorexia y bulimia y depresiones”, detalló Krieguer.

A nivel del marco teórico, la especialista señaló que “hay que replantearse hasta dónde llega el discurso impuesto que se escucha en determinados niveles. El problema es que existe una codicia sin límite por la caída de función paterna. Cuando el padre era tutor de la ley, había una regulación en relación con el deseo de los individuos. Pero se ha ido perdiendo ese lugar: ya no regula el padre, regula el mercado”.

Según la psicóloga, a este cambio se debe la “ferocidad en la exigencia de ser cada vez más joven y más rico, no hay límite. Es una ley alienante y caprichosa, que impone un descuido absoluto del sujeto y que conduce a muchos, para poder soportarla, a adicciones como las drogas, el alcohol, o a ser cada vez más delgado”.

Consejos básicos

Krieguer enumeró los siguentes tips para sobrellevar esta difícil etapa:

1- Tomar conciencia. Se basa en el entendimiento de que lo que ocurre es producto de una sociedad que trabaja en pos de que esto suceda. “Uno vive en la sociedad y este discurso se capta por los medios de comunicación. Para estar inserto en la sociedad, hay que estar en el ‘mercado laboral y afectivo’ que exige cumplir con los dos ideales: ser cada vez más joven y tener mejor posición económica. Esto se traduce también en ser más flaco, por ejemplo”, dijo.

2- Recurrir a consulta u orientación. Es para ser ayudado si se está sufriendo o si se está padeciendo determinada patología: alcoholismo, drogadicción, anorexia, bulimia, entre otros.

3- Considerar síntomas posibles. La depresión empieza de una manera muy larvada. Puede aparecer como cansancio, desgano, inapetencia, como no tener ganas de relacionarse, como fracasar en la facultad, engordar, no hacer actividades físicas, insomnio.

4- Intentar ubicarse subjetivamente en una relación más sana. “Esto implica pensar estas cuestiones y ver hasta dónde cada quien quiere conciliarse con esos mandatos sociales y hasta dónde uno dice: hasta acá llegué y más no”, puntualizó Krieger.

Por Andrea Sambuccetti Infobae.com.
21 de diciembre de 2006 (Infobae- MR)

Si ya estás harto de oír hablar a tus mayores de la crisis de los 40, prepárate a fondo, porque ahora la que se lleva la palma de la notoriedad es la de los 30, la que llega cuando se escapa de nuestras manos una juventud que habíamos creído que podíamos hacer casi eterna. El trabajo, el compromiso con la pareja, los amigos, la vivienda y demás asuntos propios de adultos sorprenden a una generación presa del síndrome de Peter Pan.
http://www.elmundo.es/laluna/2003/239/1066229539.html

Permite que los eventos te cambien. Debes de permitirte crecer. Crecer es diferente a algo que te pasa, tu debes de producirlo, tu debes de vivirlo. Pre-requisitos para crecer: mucha apertura a experimentar eventos y ganas de que estos te cambien.
http://butigeek.blogspot.com/

La versión completa en inglés, muy recomendable:

http://www.brucemaudesign.com/manifesto.html

Entonces... lo que yo pienso:

Pienso que la crisis de los 30 si existe, pero ni es de los treinta, es lo s veintitatos de lo treinta y más, de los 40, de todos. Las cosas están cambiando y las cosas se están quebrando, para nadie es un secreto que hay un crisis económica, que el capitalismo está en un punto de quiebre, que en el mundo pasan muchas cosas que están mal y que parece imposible detener la violencia y la corrupción con nuestras propias manos. Mucho se puede decir sobre el mercado, la inflación, el narco, el dólar; todo eso es importante, pero yo pienso que es importante hablar de las emociones, creo en haber aprendido que una de las mejores maneras de enfrentar dificultades es buscar a otros semejantes y contarnos lo que experimentamos en cabeza y corazón; debería ser fácil si todos estamos embarrados del mismo lodo, sólo hay que escoger un pasajero del metro, un vecino, otro papá de la escuela de tu hijo; pero no lo es, parece haber un gran impedimento para hablar. Y también la idea generalizada de que la experiencia compartida carece de valor. Pero los grupos de gente afín son de gran ayuda, ¿porqué rehuímos?, ¿porqué no copmartimos? ¿qué nos da miedo? ¿sólo los de AA pueden? ¿porque se sugiere un halo de humillación en el acto de reunirte con los que tienen problemas similares a los tuyos?

¿alguien sabe?

2 comentarios:

vEra la tanguera dijo...

¡Oh no! Me hiperventilo... está rudo... no sé si ya me ha llegado prematuramente una crisis de los 30... pero ya sabes... me ves... está muuuuuy cabrón...

Yo también te extraño... aunque de pronto me gusta encerrarme y descansar oídos hombro y corazón... a veces duele el ser... pero pronto nos veremos... muy pronto... espero podamos dar un paseo, creo nos vendría bien... una tarde soleada, naturaleza y nuestros pares de piernas...

Te mando un abrazazo muchamucha buena vibra y cariñitos a sukoki

Azafrányanísestrella dijo...

creo que tememos por el rechazo del otro...vamos, quién va por la vida saludando a desconocidos y compartiendose con ellos?? ya de por si es bastante complicado compatirse con los conocidos y amados...por ello el teatro tiene esa cualidad, ahi esta "bien hacerlo" es lo "correcto"...triste pero cierto, tienes toda la razón en eso del dejo de humillación, es terrible y no conozco la respueta...nos ponemos creo en crisis (de los 20,30, 40...)porque nos comparamos con los demás, porque no somos leales con nuestras pulsiones primarias, porque nos han mal enseñado a castigarnos por no ser lo que se espera de nosotros en los tiempos concedidos para lograrlo....patrañas!!! cada quien a su ritmo, en su propia búsqueda, no se vale hacer juicios sobre los procesos ajenos...
te quiero mucho reina...besos pa ti y pa'l crío pechocho