sábado, junio 19, 2010

Eco feliz cumpleños

 En el árbol

No fue mi intención hacerlo así pero me parece que el regalo de cumpleaños para mi madre me quedó muy amigable con el ambiente (esa es una manera más correcta de decirlo), porque no compré nada hecho sino que lo hice yo, claro que aún podrían decirse muchas cosas, como que las telas eran nuevas y no reutilizadas, o que una parte viajó desde muy lejos y eso implicó el uso del petróleo.


Pero la cosa es que su regalo son un par de platos -usados pero como nuevos- de una vajilla Corelle del diseño que ella compró en 1979 y que esta discontinuado.

Papel de regalo

Una bolsita para su celular hecha por mí con la foto de su nieto impresa.

Regalo de mi madre

Y un papel de regalo que no podrá tirar a la basura porque para algo le ha de servir (las fotos están horribles, sigo sin encontrar el cargador de mi cámara y es de noche, pero espero poder tomar otras mañana).

2 comentarios:

Mamá Gallina dijo...

Que bonito tu hijo... y tu mamá que me recuerda tanto a la mía cuando vamos a visitarla no se quieren soltar. Me recuerda lo reconfortante que es llegar a un lugar tan tranquilo y unir hasta las diferencias. Felicidades a tu mamá y te quedó padrísimo el regalo!

yarim dijo...

Chili, mil gracias por tu disposición para orientarme sobre lacancia. Te contesté en mi blog. Ando apurada pero en cuanto tenga un chance nos ponemos de acuerdo para el chat. Mil gracias. Un abrazo.