lunes, enero 03, 2011

Año nuevo y limpieza del hogar

Mar
Pasé el año nuevo en una casa cerca de la playa con muchos parientes. Este tipo de conveviencia no se me da bien, especialmente si sorpresivamente resultan ser el doble de lo que tenía calculado, me doy cuenta de que soy muy novata en las relaciones familiares extendidas, es decir más allá del núcleo más íntimo, y no lo  puedo manejar muy bien, no tengo nada en común con la mayoría de mis parientes y como además no hay años de convivencia que nos de al menos experiencias comunes no me entiendo con nadie no puedo platicar con nadie, y no deseo interactuar con nadie, supongo que muchos habrán vivido esto durante todas sus vidas y otros no lo percibirán de este modo, pero yo así lo vivo, pareciera que me deprime pero más bien me malviaja.


Mar

Al menos mi pequeño disfrutó del mar y la piscina (lo cual no es excusa para repetir esta tortura de forma anual, porque bien podemos ir a la playa por nuestro propio pie).

Por fin estamos de regreso en casa, y yo intento poner al fin la casa en orden, cada vez dejo ir más cosas, aunque aún tengo demasiadas, muchos libros, juguetes, revistas de manualidades, ropa y platos verán nuevos hogares pronto.

Espero un año un poco más fácil, ordenado y descansado, y poder ir a México.

Les deseo a todos un buen 2011 con oportunidades y valor de cambio.

Mar

4 comentarios:

Vanyvalu dijo...

Qué puedo decirte, qué alegría que tu hijo disfrutó el agua y que bueno que ya pasó y estás de nuevo en tu hogar.
Yo he sentido últimamente la necesidad de aislarme, porque en estas últimas semanas he sentido más abierta la brecha entre la crianza que yo doy y la que mis familiares opinan que es necesaria, entonces siento esa fuerte necesidad de pintar raya y de alejarme, de mostrar con mis actos mis convicciones y mi absoluta seguridad del por qué hago lo que hago y que no voy a permitir que nadie externo intervenga haciendo uso de la vieja escuela del chantaje, la culpa y el habitual victimismo.
A veces me siento muy sola en este camino como sé que tú te has de sentir en incontables veces, pero esta soledad no me entristece, me fortalece.
Yo no te conozco en realidad y sería absurdo que pretendiera hacerlo por lo que leo de tí, pero sé que yo te siento y te percibo fuerte en medio de la vunerabilidad y de la duda, te percibo decidida y siempre creciendo y aprendiendo y por eso estoy aquí, siempre atenta leyendo tus andares :)

La Chili dijo...

Gracias, tus palabras me ayudan, y te siento ahí, como otra parecida a mí, eso me alienta.

Aura Violeta dijo...

no estamos solas :) Abrazote Grandote par de lindisiimas, me voy a seguir desatrasando, besitos Chili bonita!

Mirak dijo...

¿Qué es eso de valor de cambio?