martes, enero 25, 2011

No logro salir de mi casa (ayer)

Si, son las 6:30 de la tarde y no logré salir de mi casa.

Tenía grandes planes, cuando es en la fantasía todo cabe en una mañana ¿no? Ir a tesorería, al seguro social a sacar una cita, arreglar el carro... ¿porqué no iba a poder estar fuera de mi casa a las 8 de la mañana?

Haciendo desayuno

Y luego... levantarse a las 9, terminar de desayunar a las 10:30, hacer citas médicas, lavar ropa, tender ropa, regar el jardín, y darse por vencida, no podremos hacer las cosas de la mañana, pero quizá las de la tarde, me pongo a arreglar el portón, pongo a crecer la masa para la pizza de la comida, hago horchata, me doy cuenta de que no estará lista a tiempo, hago jamaica, comemos, Itzcóatl se tarda mil años, lavo platos, y ya me cansé y ahora estoy aquí, descansando con café y aún sin bañarme.

Seguro les pasa a todas. Yo prefería trabajar en la casa todo el día sin parar, pero hay cosas que hacer fuera, y eso me corta un poco todo.

Al menos arreglé el portón eléctrico, es una de esas cosas que vas dejando pero urgen, porque se había torcido el sensor y cada vez que salía tenía que bajarme del carro a sostenerlo con la mano. Me gusta se capaz de arreglar cosas en mi casa, saber usar un taladro y ese tipo de cosas, pero extraño mi caja de clavos, tornillos, tuercas y similares.

Arreglos de casa

La pizza de hoy estuvo buena, esta vez no integral, y tambíen hice una pizza-mollete con la que conseguí que el Itzcóatl comiera frijoles, que no suele comer bajo ninguna circunstancia.

DSCF7408

2 comentarios:

azulitoclaro dijo...

Uff, es que con esa pinta, cualquiera se come lo que haya en las pizzas. Por favor, cuando puedas, nos pasas la receta.
En cuanto a el no lograr salir de casa... se repite muuuuchas veces, sin parar. Eso o, al menos, el llegar tarde al baño o al banco. Jaja
Un abrazo.

La Chili dijo...

Si, que lío, ojalá ser mamá no incluyera esas responsabilidades fuera de casa.