domingo, enero 23, 2011

Sobre los regalos, a favor y en contra

Tengo aún pendientes regalos de navidad, la carga de trabajo fue demasiada y aún no termino de coserlos.

Regalo

Como les había contado este año quería que todo fuera algo así como 100% ecológico, entonces todos los regalos los hice yo, no use papel en las envolturas, sino que hice bolsita de tela personalizadas, etc. Pero otro factor nuevo este año es el hecho de tner muchos compromisos de regalos, cosa que no me pasaba antes. Cuando vivía en México sólo daba a quien me diera la gana, cuando me diera la gana, en navidad o cualquier otra fecha. Pero aquí tengo la obligación de darle a los demás si le doy a uno y así, además de tener todos los meses del año llenos de cumpleaños.

Regalo

Entonces estuve toda agobiada y llegué a varias conclusiones. Me gusta mucho dar regalos, especialmente hacerlos yo misma inspirada por algo que le guste o resuelva una necesidad a alquien en específico, resulta un placer encontrar la tela perfecta y así, pero no me gusta sentir que tengo que dar algo en un momento específico, sino cuando me nace, así que ese patrón seguiré en adelante, excepto por los cumplaños infantiles que siempre llevarán libro o rompecabezas.

Regalo

También decidí que no habrá más envolturas, es mucho trabajo en la que hice de tela y puede ser que no las reutilicen (aunque yo lo haría y pensando eso las hice.

Regalo

También después de recibir varios regalos, la mayoría blusas que me gustaron mucho, decidí que no necesito más cosas, así que le comunicaré a mis parientes que no recibiré más regalos y que estaríamos muy agrdecidos si los de Itzcóatl vienen sin envoltura. Quizá se ofendan al principio, pero cada vez que piensen en gastar supongo que se sentirán aliviados.

Regalo

Pero de todos modos les comparto con mucho orgullos los regalos que hice.

Las pantuflas tejidas fueron para una prima, es un patrón muy sencillo de mi invención que algún día tendré tiempo de escribir.  Luego viene una de las muchas bolsitas, aunque esa es la única que no tiene nombre. El protector de calor para la cocina (ollas, etc.) es para otra prima a la que las mariposas le gustan mucho. El Bolso de robots contiene un libro. El delantal fue para mi tía a la que le gusta todo rojo en la cocina. Y el bolso rosa para una sobrina adolescente.

Bolso

Este es mi favorito, un bolso con el nombre pintado, que contiene un cuaderno de actividades con cosas que saqué de internet (colorear, laberintos) y un juego de crayolas recicladas con forma de tren.

Regalo

Y acá los niños disfrutándolo.

Niños coloreando
¿Y ustedes que piensan sobre todo esto de los regalos?

5 comentarios:

Ilus dijo...

Chili me encanta tu blog y el corazón y amor que pones en cada uno de tus posts....no te escribo más seguido porque ando en friega, lo sabes, pero de verdad me encantas!!!! te mando un abrazo enorme, y acá siempre hay gente queriéndote mucho y enviándoles la buena onda.

azulitoclaro dijo...

Me encantan tus regalos y me gusta mucho más el espíritu que los acompaña e inspira.
Lo de los regalos es un cuento. Por un lado, estoy totalmente de acuerdo contigo: dar a quienes queremos y cosas útiles que en lo posible no incentiven el acumular, pero por otro he llegado a la conclusión de que los regalos en sí mismos son -además de expresiones de afecto- multiplicación de objetos. Aún no encuentro un punto de equilibrio, no tengo la habilidad (al menos hasta ahora) de hacerlos por mí misma y cada vez más siento que -sobre todo en Navidad- terminan siendo un gasto que se siente (a veces más obligado que emotivo) y eso no me agrada tanto. Creo que me gustaría más brindar experiencias que objetos, pero no tengo a toda mi familia al lado para celebrar en casa con una cena, por ejemplo... así que aún no lo resuelvo.
Sigo leyendo ideas.
Un beso.

La Chili dijo...

Ilus: Gracias por tus dulces palabras, me animan y hacen sonreír. También tu blog es un lugar maravilloso. Les enviamos buenas vibras de vuelta.

Azulito: Si, qué tema. Hacerlos todos es muy pesado, al final también pueden ser sólo acumulación de objetos. Por otro lado es horrible cuanto no los sientes, sino que son una obligación, por eso decidí que sólo me quedaré con las obligaciones de los cumpleaños infantiles, donde un buen libro nunca sobrará. Con los adultos me siento menos obligada si me rehúso a recibir regalos yo misma.

Elena dijo...

chilis q te digo?? hermosos tus regalo,por piedad humana a mi reglame el patron de las pantuflas,recuerdas las mias (las q me regalaste hace un año) pues practicamente ya me las robo memo y el se las pone =/ me dice q le teja unas en colores mas varoniles por q eso d abrir lapuerta con pantuflas rosas ya le dio pena jajaja

De los regalos pues para mi es dificil controlarme,me encanta regalar,este año la verdad es q no pude hacer nada manual,y tampoco compar mucho,a mis cuñadas les regale unos "no te quemes" tejidos,de forma cuadrada,despues me senti mal por q al final del dia no es un regalo para ellas,si no para la cocina pero me prece bastante util,con los niños es otro rollo,les pedi a familiares y amigos q por favor no les regalaran mas juguetes y nadie me pelo,les regalaron un monton de cosas q hoy no tengo donde guardar,asi q tendremos q escoger algunos y regalar los demas,esto llevo a molestias por parte de todos,si mis hijos,mi mareado,las cuñadas,los compadres todos se enojaron conmigo,pero al menos con los crios ya platique y memo tambien comprendio q no es mala onda pero no tenemos espacio para guardar tantas cosas,en fin es un tema coplicado aca.

Besos y sigo por qui,aunq no comente si te leo =)

La Chili dijo...

Gracias Elena por tus cometnarios y por visitar.
Me gusta mcuho hacer regalos también, pero me parece un desperdicio de recursos que te hagan regalos que luego tienes que regalar, ¿no sería mejor ni gastarse ese dinero ni generar desperdicios? ¿cómo convencer a los que nos rodean?