jueves, junio 15, 2017

Habilidades matemáticas para primer grado


A menudo a amigas, amigas de amigas y hasta desconocidas que llegan al blog o me conocen por facebook y me piden consejo sobre escuela en casa.

Como saben, he llevado el proyecto de escuela en casa con mi hijo desde que tenía unos tres años y durante los siete años siguientes ha estado en la escuela por algunos periodos pero siempre hemos elegido juntos, él y yo, la escuela en casa y ahora, con 10 complidos ya terminó la primaria y espera algunos trámites administrativos para poder comenzar la secundaria abierta.

Una de las preocupaciones que tienen mis amigas o sus parientes, quienes presionan para decir que la escuela en casa podría no ser sufciente o, incluso la escuela ya sea pública o privada, es que los niños no están aprendiendo lo suficiente, y el área de mayor preocupación suele ser la de matemáticas.

Así que revisé el libro de matemáticas de la Secretaría de Educación Pública de Mexico y de ahí extraje esta lista de contenidos que ustedes pueden revisar rapidamente con sus hijos.

Pueden encontrar el libro digital aquí, y pueden imprimir el material recortable para usarlo con sus hijos.

Habilidades matemáticas para niños de primer grado según el libro de la SEP, 2017.


  • Contar y comparar cantidades primero de un dígito y luego de dos, no exige el uso de los signos pero se pueden incluir ( =, >, <).
  • Contar de forma descendente desde el 10.
  • Identificación de fechas y uso del calendario.
  • Completar números de una secuencia (por ejemplo un mes de calendario que no tuviera todos los números).
  • Identificar decenas (de 10, de 20, de 30).
  • Geometría identificar partes de un dibujo hecho con piezas geométricas y poder crearlo (tipo tangram, pero con menos elementos).
  • Dibujar figuras geométricas en una cuadrícula.
  • Sumar para igualar cantidades usando dibujos que ilustran cantidades.
  • Sumar en problemas (estilo “si Pablo tenía 7 coches y le regalaron 2…”), primero con números menores al 10 y luego menores al 100.
  • Concepto del tiempo, identificar recordar que hace cada día de la semana en la mañana, tarde y noche.
  • Comparar distancias entre varios elementos, por ejemplo en una carrera de carritos de juguete.
  • Operaciones de suma y resta con dinero, monedas de 1, 2, 5 y billetes de 20 y 50.
  • Restas en dos pasos (9 - 3 - 2 = ).
  • Restar de un grupo de elementos representándolo por escrito como +3, -3.
  • Identificar restas y sumas correctas o incorrectas de una lista.
  • Ordenar hasta 5 números dados de entre 1-1000 de menor a mayor y viceversa.
  • Comprar tamaños (por ejemplo palitos).
  • Comprar cerca-lejos con hasta 10 elementos.
  • Representar números como: Soy uno más que 90 pero uno menos que 92, ¿qué número soy?.
  • Contar de 10 en 10 ascendente y descendente.
  • Dividir entre 2 y multiplicar por 2 cantidades menores a 50 dentro de problemas.
  • Asignar valores a diferentes fichas; por ejemplo las azules valen 1, las rojas 5 y las amarillas 10, hacer agrupaciones y poder tanto estimar cantidades, como poder saber la cantidad que representan y compararlas.
  • Desglosar sumas de dos elementos (24 = 20 +4) hasta 50.
  • Identificar rápidamente números que suman 10 (1+9, 2+8, 3+7, 4+6, 5+5).
  • Utilizar objetos como unidades de medida (por ejemplo; mi cuarto mide de largo 7 cajas de zapatos o 17 muñecos de Playmobil).
  • Sumas con números de dos dígitos menores a 50.
  • Números ordinales del 1° al 9°.

sábado, mayo 06, 2017

¿Quienes son nuestras abuelas?

El otro día hablé con mi madre por teléfono, a veces se extiende mucho sobre cosas cotidianas que hacen la llamada de larga distancia costosa, no le gustan mucho las teconologías, así que es mejor por teléfono.

Esta vez ella necesitaba hablarme de cosas que le estaban lastimando, primero pensé que yo la había cagado, pasa con cierta frecuencia, de forma involuntaria, quizá porque tengo muchas cosas pendientes sobre mi infancia, a veces me salen cosas hirientes, cuando en general trato de ser respetuosa y retraída.

Parece que esta vez la causa era otra más recurrente, me duele y molesta que le hagan pasar malos ratos, porque siempre fue una madre responsable pero más que nada porque ahora se más sobre las dificultades que pasó, algunas similares he tenido que vivir, las de los apuros económicos y la falta de apoyo que nos enloquecen y neurotizan en contra de nuestros hijos.

Entonces le conté sobre algo que le había dicho a mi hijo la noche anterior. He estado hablando mucho con él sobre lo limitante que es ser mujer y -aún peor- ser madre.

¿Se acuerdan cuando nos preguntaban en la primaria "qué es (o que hace)" tu papá?, es decir, cual es su profesión, oficio u ocupación, no lo preguntaban tanto sobre las madres y menos sobre las abuelas, porque, ¿qué son nuestras abuelas?; ¿médicos, enfermeras, maestras, abogadas?, no, la mayoría no lo son, son abuelas, sólo abuelas, lo que se traduce en señoras que estan en su casa haciendo de comer y sirviendo a todo el que está emparentado con ellas. Es alienante y triste. No tuvieron oportunidad de saber quienes eran ellas o qué les gustaba, su capacidad de desición sobre sus propias vidas se limita a elegir lo que ven en la tele.

¿Y nuestras madres?, ¿tuvieron esa oportunidad?. La mía no, luego de quedar embarazada por primera vez a las 19 y por última a los 36, pasó por varias carreras y finalmente, con más de 40, se graduó, pero aún hoy, casi 37 años después de convertirse en madre por primera vez sigue rigiendo su vida por el eterno servicio que es la maternidad y ya no le quedan ganas ni tiempo de buscarse a si misma y descubrir cual era su camino.

Yo reviento de rabia cada día que no tengo tiempo para estudiar el violín, pero he tenido muchas más oportunidades que ella y aún me queda tiempo para buscar mi camino.

Le dije a mi madre que sus oportunidades le habían sido negadas y que era injusto, y que nadie tenía derecho a tratarla mal y que lo había hecho muy bien como madre, y en cierta forma, después de 22 años de no vivir con ella, me recocilié con ella como mujer, y me dió mucha rabia que lo que hizo bien a pesar de las terribles dificultades no sea apreciado por nadie, y que le hayamos robado su vida junto con todo el patriacado.

Tenemos que pensar como hacemos para que esto no pase más a ninguna mujer en ninguna parte.

Leve retraso mental

Hoy fue feriado, al menos para nosotros.

Ayer nos dolía la panza y faltamos a clases, yo dormí toda la tarde y mi chiqui vió caricaturas acurrucado en el sillón.

Hoy hice algunas de mis responsabilidades maternales y luego me puse a estudiar. Había estado un poco más animada con el violín desde que regresé al 7/8 de Gabriel que es más pequeño que mi Cremona, me sentía afinada y con buen sonido. Pero cada vez que voy clase el maestro me dice que note lo desafinada que estoy. Es muy difícil, siento que no escucho nada, cuando apenas pienso que empiezo a escuchar mejor noto que no, no tengo nada de seguridad al respecto y nada del proceso de aprendizaje me muestra que haya hecho progresos ahora que ya casi se completa el año.

Le traté de explicar a mi maestro de violín que no hay nadie peor que yo en la clase de solfeo, yo se que la parte teórica de cómo funcionan las cosas puede no ser fácil para todos y a mí eso me parece masomenos asequible, es espcífico y concreto, pero en lo auditivo me siento cada vez más extaterrestre.

Veo que todos a mi alrdedor, que ya de por sí hacían música antes de entrar a la escuela incluso por años, han progresado en su capacidad auditiva y han memorizado todo lo que se supone que memoricemos que resulta imposible para mí.

Así cada vez que nos preguntan uno por uno nuestros resultados en cada párctica todos tienen mejor resultado que yo. Empiezo a sentir que todos hablan bien un idioma del que yo nada entiendo, escucho compañeros que sólo llevan un año estudiando música haciéndola en dúo y hablando de tonalidades, saltando de una a otra con risas.

Yo estoy en las sombras, esforzándome por leer el Dandelot con los demás, por hacer los ejercicios rimicos y poner cara de que se la diferencia auditiva entre acorodes mayores, menores, disminuidos, aumentados y las inversiones de los dos primeros.

Y viene a mí una sensación que antes ya había venido, la reconozco apenas un poco de mis años de la facultad, cuando pasé mi carrera de noche. Al menos así se sintió, recuerdo a mis compañeras hablando de postmodernismo y teorías del arte que no entendía yo. Como no solía faltar a las clases y participaba mucho creo que los maestros llegaron a pensar que de verdad estudiaba y era lista y a veces obtenía mejores calificaciones que mis compañeras listas que leían y entendían todo.

Recuerdo entonces -y lo siento ahora- llegar a la conclusión de que mi cerebro iba demasiado lento y que sin duda yo tendría que padecer del algún retraso mental mientras que tenía otras habilidades que cubrían mi deficiencia y engañaban a los maestros haciéndolos pensar que era lista y capaz, lo que se reflejaba en mis calificaciones.

Esta vez también parece haber funcionado el engaño, aunque no nos dicen que calificaciones obtenemos, nos tienen en eternas ascuas y nos dicen cosas feas si nos atravemos a preguntar.

En fin, sólo queda un mes más de este primer año y luego vienen los retos del siguiente, al menos es porbable que esta vez si me titule, ya que no es necesaria una tesis, pero en la interprestación del instrumento no mejoro, no se que va a pasar. Tal vez ahora es realmente dificil porque además estoy ocupada con mi maternidad, pero en la carrera no lo estaba y aún así me sentía igual.

Al menos se hacer muchas cosas manuales que siempre me sacarán del apuro económico.

jueves, abril 27, 2017

Llorar por las calles

De entre la amigas que tengo, hay una que menciona a menudo este tema, cuando uno llora en el espacio público pareciera que se está agrediendo a los demás, la gente no sabe como reaccionar, algunos te ofrecen ayuda, pero en general no hay nada que hacer en ese momento.

A veces las lágrimas me rebasan, incluso en público. Me he estado sintiendo frustrada últimamente por muchas limitaciones que tengo que están relacionadas con la opresión machista o patriarcal.

Pareciera que volverese feminista te hace infeliz, porque ver lo que nos rodea con esa perspectiva hace que nada sea aceptable, ni las conductas ni la políticas públicas, ni las oportuinidades, ni el arte, ni las series que antes nos entrenían.

Pero eso esta bien, es necesario estar inconformes, porque no sólo nos están matando, como mucho se dice, sino que nos estan haciendo daño de mil maneras diaramente. Y es que, y en esto coincidiría mi amiga, apenas se empieza a hablar de lo grave que son los juicios, las actitudes, las insinuaciones; de cómo asustan, desaniman, entristecen, destruyen nuestro amor propio.

Aunque nosotras crecimos en un mundo y en un ámbito que ya presumía de ofrecer igualdad de oportunidades a hombres y mujeres, aún no se consideraba grave que un maestro te exigiera más allá de lo que puedes, o que los parientes se burlaran de nuestras dificultades en el proceso de aprendizaje, o que un señor te viera lascivamente en el metro. Hasta hace poco, si te afectaban estas cosas era porque eres "sensible" o "exagerada".

Aún las primeras veces que hablé del acoso callero constante que he vivido concientemente desde que tenía once años en ámbitos que yo percibía como seguros, la respuesta incluyó que me dijeran que era problema mío de percepción, que debía limpiar mi aura porque yo inconcientemente estaba atrayendo eso o que de plano yo creía que estaba muy buena.

Falta mucho camino por andar pero hay que seguir hablando de esto, mucho, mucho, para que las niñas de hoy y mañana no tengan miedo de decir lo que les hace daño.


domingo, marzo 12, 2017

Vino el abuelo :: Finde #3

Esta fue la tercera de una serie de visitas cortas que ha hecho mi papá a la ciudad donde hemos disfrutado de museos y comidas los tres Vargas.

La mañana antes de que llegara vimos una catarina en la casa, nos enterneció, en mi intento por dejarla salir por la ventana cayó en la telaraña. Fue triste pero también interesante ver como la araña la envolvía.

Esta vez fuimos al Soumaya, al concierto de Los Folkloristas y al museo de sitio de Tlatelolco y al museo mural Diego Rivera donde había una exposición de Gerardo Cantú que también está muy apegado a mi infancia porque ilustró el cuento de Francisca y la muerte que tanto le gustaba a mi mamá cuando yo era chica.

Fue lindo.


























lunes, marzo 06, 2017

Odio la música

Esta es la semana de exámenes del tercer período de 4 en total. Cada vez nos toca hacer tres de diferentes rubros, hoy fue el primero, era muy fácil y me fue muy mal, creo que fue puro miedo, desde anoche no podía dormir y de camino estaba nerviosísima y con ganas de devolver el desayuno; no recuerdo en ninguna de las partes de mi vida sentirme así, no cuando me preparaba como actriz no cuando era bailarina, es horrendo.

Cuando comenzamos el curso algunos maestros amigables nos preguntaron porque habíamos elegido este camino y cada uno contaba su historia y metas. Uno de los maestros nos dijo que no nos iba a preguntar porque estábamos allí porque todos íbamos a decir que era porque nos gusta la música y que eso todo el mundo lo pude decir, hasta el conductor de pesero.

Yo cada vez más me convenzo de que a mi no me gusta la música, en general, especialmente la académica, y que entre a la escuela a ver si al menos la puedo entender, porque me aburre en general o le cuesta mucho asimilar nuevas cosas, supongo que tiene que ver con mi personalidad aspergeristica, sólo lo conocido que he oído muchas veces y que tiene un significado fuera de la música, ya sea por las palabras que contiene o por su relación con alguna escena de película.

En fin que me siento frustrada y desanimada, para variar y además paso enojada con mi hijo, en parte porque am veces sabotea mi desempeño, sobre esto mucho podría escribir pero no quiero exponerlo, yo creo que tiene que ver con haber perdido a una mamá qué pasó 10 años (sin resentirlo) completamente dedicada a él, que además ahora se dedica al mismo mole que el, la música; y que la pubertad y el patriarcado también influyen.

Seguiré el camino y ya les contaré retazos aquí y allá aunque casi no haya visitantes al blog porque este medio ha caído en desuso o tal vez quienes leen no se dejan ver.

domingo, marzo 05, 2017

Días de sol y lluvia

A veces no me da tiempo de hablar siquiera de las dificultades y aún menos de las cosas bellas que nos traen los días.

A veces peleamos mucho el muchachito y yo, lo lamento pero pienso que es también una ruptura que muy dolorosa que me permitirá dejarlo volar mejor.

Este domingo fuimos a escuchar un concierto coral y de órgano en la capilla de San Agustín en Polando, fue muy interesante y lo pasamos lindo, Comimos tacos depués y disfrutamos de los jugos Colorines que están enraizados en mi infancia aunque mis padres que no recueden nada de esos detalles que antes les parecían importantes. Al final fuimos por un helado. Soy muy feliz pasando los días con mi hijo maravilloso.

Amo mucho a mi chiquito hermoso, es el niño más genial e interesante que haya conocido, y también cariñoso, lo que tanto hacía falta para curar mi corazoncito.













(escrito el 5 de mayo de 2017)

miércoles, febrero 08, 2017

La clase de solfeo

Tengo muchas ganas de hacerme daño, hoy no fue tan terrible, mis compañeros reían las bromas y burlas del maestro, todos se sienten humillados y desanimados, asustados; pero todos piensan que no hay nada que hacer y que ni modo y yo me siento la loca pensando que deberíamos luchar por un trato digno. 

Trato de mantener la calma al salir y platicar con mi hermoso hijo en la caminata vuelta a casa, termino contestándole de forma grosera y lo hago llorar y entonces me odio por no ser mejor persona y poder soportar todo esto sin que el tenga una madre mala, dentro de mi cabeza se repite mil veces malamadre malamadre malamadre; y entonces me muerdo la mano, el mayor gesto de exasperación que me permito, pero no parece suficiente, quisiera golpearme, cortarme, ¿acaso estoy loca porque sólo a mi me afecta así? (a pesar de que ya varios compañeras han abandonado la escuela). 

Todo esto es muy jodido y es mi única oportunidad, no hay otra escuela pública de artes para gente de mi edad, todo se ve negro y sigo luchando contra corriente, luego de haber estado tan contenta ayer por haber logrado estudiar las tres cosas, violín, contrabajo y solfeo, algo que casi nunca logro en un día debido a mis obligaciones maternales y administrativas del hogar.

En fin, iré a disculparme con mi hijo, a esforzarme más por ser mejor madre y tratar de evadirme del horror de las clases con la esperanza de que pronto se acabe el año escolar y el nuevo sea mejor.

miércoles, enero 25, 2017

La experiencia musical formal :: semana 20



Ya he contado por aquí que estudio violín desde hace algunos años. Comencé hace cinco años pero sólo estudié un año y luego no pude pagarme clases. En agosto de 2016 comencé mi preparación en una escuela del INBA y ahora curso el primer año de tres.

La semana pasada el maestro de violín nos puso un ejercicio para segunda posición que consiste en recorrer la mano al hacer la escala de Sol en al llegar a tercera cuerda, esto es muy emocionante para mí porque es la primera vez en la vida.

Por lo demás las clases de instrumento, coro y apreciación musical son agradables y felices al mismo tiempo que presentan retos emocionantes. En la clase de solfeo vemos temas fascinantes que el maestro explica muy bien pero las habilidades técnicas que tenemos que desarrollar rápidamente se me dificultan y la mayor parte del tiempo me siento estúpida y desalentada, aunque continúo con la mejor actitud posible.

Ya desertaron oficialmente tres compañeras que me parece que eran elementos valiosos, que se esforzaban, cumplían, no faltaban, en fin. Se va sintiendo más claramente la predominancia masculina, pues sólo sólo unas 6 de 16-20 que aún quedan en el grupo.

Yo sigo esforzándome mucho por encontrar espacios de tiempo para poder practicar mis instrumentos pero difícilmente lo logro a la par de mis obligaciones domésticas y maternales, lo que me hace sentir triste, enojada y frustrada.

Cuando comparto mi dificultad con los maestros la respuesta suele ser algo así como "échale ganitas", mis pares femeninas comprenden que es demasiado por hacer pero a la vez no quiero soltar esto que me da identidad y me hace sentir persona.

Trato simplemente de aceptar que aunque para mis estándares (que suelen ser excesivos) mi desempeño difícilmente va a ser más allá de mediocre, de todos modos es gozoso cualquier desempeño, y de obtener mi certificado de conclusión tendré un papelito que sea base para hacer otras cosas, que aún no se bien que serían.

Por supuesto la idea de dar clases está siempre latiendo fuerte en mi corazón.

El contrabajo me tiene cada vez más enamorada aunque o estudio poco.

Mi niño cada vez más grande presenta retos en su crianza de pronto, pero en general es un amor precioso, maravilloso y dulce, compañero de mi pasos, agua de mi corazón.

Sobre el Vitíligo



Una persona cercana parece haber comenzado a desarrollar esta enfermedad así que me di a la tarea de investigar un poco al respecto, sólo pude revisar un artículo. Incluí imágenes que me encontré por la red que me parecen gozosas.

En este artículo se explica que es una enfermedad que padece un 1-2% de la población mundial que se desarrolla en diferentes momentos de la vida, puede ser por causas hereditarias (apenas un 20%), en el resto de los casos no se sabe a ciencia cierta la causa por la que se origina.



Se conoce de su existencia desde antigüedad, los egipcios le llamaban lepra blanca. Se caracteriza por descoloraciones de la piel presentándose en cualquier tez pero afecta más a las mas obscuras.
Se relaciona con enfermedades autoinmunes, enfermedad tiroidea y diabetes mellitus entre otras.

La presentan casi en igual proporción mujeres y hombres (levemente menos las mujeres), más de la mitad la desarrollan antes de los 20 años y el 70% antes de los 30.


Aunque no se sabe que causa la enfermedad, se ha observado que afecta más las áreas de la piel que están expuestas al sol, y que muchos de los que la tienen reportan que inició luego de alguna experiencia traumática física o emocional o quemadura solar.

Existen varias teorías sobre lo que lo causa; autoinmune, neurotóxica, autotóxica, bioquímica, viral, estrés; pero aunque se sustentan, ninguna ha sido aceptada oficialmente.


La enfermedad se menifiesta por primera vez con una o varias manchas que pueden presentarse en cara, cuello, axilas, dorso de la mano, alrededor de orificios corporales como boca, ojos, pezones, nariz, ombligo y genitales.

Se puede presentar el Fenómeno isomórfico de Koebner, que implica la aparición rápida de nuevas manchas en áreas el cuerpo con heridas (traumatismos o quirúrgicas), especialmente en codos y rodillas. Cuando se presenta este fenómeno es un signo claro de que la enfermedad esta progresando.


Existen diferentes tipos de viíligo; el local que se divide en focal y segmentario; el generalizado, que se divide en vulgar, acrofacial y universal; y el mixto.

Además de las manchas, esta enfermedad incrementa los riesgos para desarrollar otras enfermedades así que es importante monitorear su posible aparición; entre las más comunes están enfermedad tiroidea, enfermedad de Addison, y diabetes; siendo la tiroidea la más común, con una incidencia de 20 a 14%.


El curso de la enfermedad es impredecible, pero se ha observado que es progresiva en el 73.6% de los casos y regresiva en el 1.3%. En el 89% de los casos el desarrollo se detiene luego de 11 a 25  meses.


Los tratamientos son tópicos (directamente sobre la piel afectada) si la afectacción es menor al 20% de la superficie corporal o sistémicos (actúan desde el interior del cuerpo como los medicamentos tomados) si el área afectada es mayor.

Siguiendo las indicaciones del médico y protegiendo el área afectada del sol se pueden alcanzar resultados cosméticos muy aceptables. Los resultados deberían apreciarse en 3 a 4 meses de tratamiento, de no ser así debe cambiarse de tratamiento.


Además de los tratamientos que sugiera el médico se indica que la interacción del psicólogo con el paciente es de vital importancia para que el paciente pueda recobrar la función protectora de la piel.

Existen diferentes instituciones de apoyo (no he verificado su autenticidad, procedan con precaución), haz click en los nombres para acceder a sus páginas.

Asociación Mexicana contra la Psoriasis.
Fundación Mexicana para la Dermatología.
Sociedad Mexicana de Dermatología.
Asociación de niños y adultos con Vitiligo.

Y aquí un blog en inglés al respecto.




domingo, enero 08, 2017

Tratando de sanar el corazón

A veces me siento muy enojada con mi hijo, el ya ha comenzado su pubertad y a veces la relación se pone difícil, peleamos y lloramos.

Pero también debo siempre recordar que el es maravilloso y que lo amo incondicionalmente, pero más importante, es que él lo sepa.

Por eso esta noche le hice estos regalitos amorosos.





El flexaedro lo encuentran aquí y el tutorial de cómo hacerlo acá.
La cajita de conejito aquí.
El corazón de cartón, acá y el tutorial aquí.
Y la tarjeta de corazones aquí.