martes, octubre 17, 2017

La maternidad :: el precio más caro



Hace ya unos dos años que me está costando cada vez más aceptar sin resentimiento las cargas patriarcales que significa. No culpo a mi hijo, pero esto afecta nuestra relación porque es demasiado difícil a veces.

Ser mujer es dificil, ser mamá es difícil.

Amo a mi hijo, sigo luchando por él, disfrutándolo y encontrando entusiasmo por la vida. Por tocar el violín o el contrabajo, por estudiar, por leer, por tejer, por concetar con las hermanas amigas.

Que bueno que hay tantas oportunidades gratuitas para aprender.

No hay comentarios.: