lunes, octubre 25, 2010

Volando bajo

¿Qué me pasa?

Estoy toda desanimada y cabisbaja, no paro de mirar la pantalla: puro vacío y eso que no tengo tele.

Se me enterró una uña en el dedo... otra vez, no tengo idea de que significa, me la paso accidentándome en los pies.

Encontré una babosa enorme en media sala, lo que significa una tragedia, porque estos bichos esparcen una bacteria que se encuentra en los excrementos de las ratas y que mata poco a poco el intestino, y ha provocado la lenta y dolorosa muerte de varios niños en Costa Rica.

Apagaré la copmutadora y espero retomar ánimos de donde sea, porque sólo pienso que lejos estoy del suelo donde he nacido, inmensa nostalgia invade mi pensamiento...

Mañana iré al temido procedimiento de la uña.

7 comentarios:

Mamá Gallina dijo...

Ánimo, el hogar está en tu corazón. Con lo que respecta a la babosa que encontraste en tu sala, hablo con total desconocimiento, pero quizá haciendo una limpieza profunda en los pisos puedan fijar un poco las bacterias y no esparcirse más. Hace tiempo descubrí un jabón biodegradable y resulta que leyendo la etiqueta también lo puedes usar como una especie de insecticida (sin serlo) ya que el olor y los ingredientes son molestos para esta clase de bichos. Le sugería a mi mamá que lo usará y mientras lo uso, los bichos se mantuvieron a raya, el link es éste: http://ovviomexico.com/ y el producto es el jabon para ropa, está hecho a base de romero, eucalipto y tiene un olor bien agradable para nosotros pero no tanto para los animales.

La Chili dijo...

Gracias, que dificil es lo del ánimo, al menos para mí.

En cuanto a los bichos es dificil aquí, es como vivir en la selva tropical, he probado chile y probaré lo que me dices, pero es una locura, nada parece contenerlos y yo me niego a usar químicos.

Gracias, de verdad.

vEra la tanguEra dijo...

¡hola manita chula!

Con enormes ganas de abrazarte... cuando supe por el el feis que andabas otra vez con la uña, me puse a pensar... en... ¿qué querrá decir eso? Te ha pasado muy seguido desde que te conozco... ¡Ay hermana! Yo no sé que decirte... sólo que te extraño cabrón... que nadie como tú... ¡de verdad! Ya mejor para que vuelvo con la misma perorata de siempre... sobre los juicios y los consejos que nunca se piden... Sé que en otro momento de nuestra vida estaremos más cerca... No sé qué pasa... que extrañas influencias nos tienen medio descompuestas...
Pero sabe que por acá estoy y que te quiero un montón, que te leo con mucho gusto y amor... que no me atrevo a decifrar tus misterios, que sí me los pregunto... pero sé que sólo tú... y que hoy te mandé una carta interminable... que pesó más de lo que nunca me había pesado una carta de ese tamaño, la terminé de escribir borracha... seguro lo notarás... es una carta rara, atropellada... espero se entienda algo de todo aquello.
te mando mis brazos y mis abrazos...

Vanyvalu dijo...

Ay Chili, siento tu tristeza, tu cansancio, tu desánimo y tu preocupación.
Hay días en los que una se siente así y nada parece salir y el sol parece no brillar, pero sabes? Me parece muy natural que te sientas triste por no estar en México, llevas muy poco fuera de él, has dejado al que hasta hace poco era tu hogar, tu casa, has dejado atrás amores importantes pareja/amigos...
Decir adiós lleva tiempo y ese tiempo sólo tú lo vas a definir, pero quizá no racionalmente. Seguro que si tu hijito estuviera mostrando signos de melancolía, tú estarías apapachándolo y permitiéndole expresar sus emociones sin juzgarlas ni reprimirlas, qué tal si te permites lo mismo?
Tú eres la mamá y quizá sientes que por ello debes ser siempre fuerte y capaz y llevar la delantera en esta adaptación para que a tu hijo le sea más fácil, pero quizá estés siendo muy dura contigo misma.
Date chance de doler, de extrañar, de no querer estar ahí, de no querer adaptarte, date chance de sentir todo eso que viene pese a tu voluntad y esfuerzos.
No siempre te vas a sentir así, eso poco a poco se irá convirtiendo en algo diferente y si no, siempre puedes cambiar de opinión.

En un librito que tengo dice que una uña enterrada significa PREOCUPACIÓN Y CULPA RESPECTO A TU DERECHO A AVANZAR.
No sé si eso tenga sentido para tí, ni si todo lo que escribí aplique a lo que sientes, pero si no, pues mándalo al carajo :)
Un abrazote con cariño!

azulitoclaro dijo...

Ánimo. Como dice Mamá Gallina, el hogar está en tu corazón. Mi casa, decía en otra época, son mis zapatos.
Un fuerte abrazo.

Sabandija dijo...

Sólo atino a mandarte abrazos.
Oye, está muy cabrónlo que dice vanylu sobre la uña enterrada; pero justo soy la menos indicada para aconsejarte o animarte.
Más abrazos

Nadya dijo...

animo!!!
has pensado regresar a México?
mas abrazos apapachadores!