sábado, octubre 17, 2009

Hoy (y ayer)

Foto 15

Hoy vi a un militar con su pequeño hijo de la mano, habían salido a comprar algo a la tiendita y regresaban... a la dependencia de Luz y Fuerza que hay muy cerca de mi casa.

Me interesa lo humano, aquello que nos hace parecidos unos con otros, y a la vez no entiendo cómo podemos ser tan diferentes. ¿Qué hay detrás de los otros? de los torturadores, los policías, los políticos; algunos serán solitarios, pero muchos tendrán también una familia, como conviven esos dos mundos en un mismo ser humano.

...

Ayer tuve casa llena en la clase de costura, me encanta, dos alumnas nuevas, ambas se fueron con bolsita, estoy considerando comprar una nueva máquina de coser (ya no son suficientes) y estoy empezando a poder pagar mis cuentas sin angustia, ir al mercado (día siguiente de la clase) y regresar con suficiente me alegra de una manera que casi me hace llorar.

Cobija de bebéSuetercitoNueva bolsita con bordadoEl interior de la bolsa

Por otro lado ya son varias alumnas que se interesan por comprarse máquinas de coser, y estoy pensando en alguna manera de que, juntándolas a todas en un mismo lugar, puedan conseguir un mejor precio.

Y más, hoy vino a tocarme la puerta una muchacha de pocos recursos, tiene una bebé de seis meses, pero ni ella ni su esposo tienen trabajo aún, ya se decidió a ir alguna casa limpiar, pero tiene miedo; ,miedo de que la señora sea regañona, de que la vayan a tratar mal, de no hacer bien su trabajo, etc., además no quiere dejar a su bebé. Por ninguna misteriosa razón me siento identificada. Pero hay más, en lo que sí tiene experiencia es en coser, ja, el lunes ya viene a trabajar acá (con su bebé, por supuesto), con suerte los productos de la Milpa puedan crecer en stock, la compañía pueda crecer, yo pueda ayudar a que esta muchacha se compre una máquina de coser, y eso se vaya expandiendo, hasta una red de WAHM (madres que trabajan en casa) y el mundo sea sólo un poquito mejor.

Yo ya había soñado esto, pensé que no se me hacía, pensé que no podría, pero quizá sí; no pretendo ser melodramática nunca, escribo aquí lo que me sale del corazón, así que contaré parte de mi historia, porque he aprendido que eso a veces ayuda a otros, no es sólo egocentrismo cibernético.
Dormiditos

El principio de la historia creo que fue el día que decidí no trabajar más para una compañía de bases de datos en internet; ya era un buen trabajo de por sí, porque lo hacía desde mi casa y podía estar con mi hijo que para entonces tenía dos meses, me había podido sostener durante el embarazo, por el tiempo en que mi padre me retiró todo apoyo por estar embarazada e incluso logré pagarme el parto en agua que elegí, pero consumía mucho de mi tiempo y la paga era muy flaca, y aún más importante, me di cuenta de que me hacía estar de mal humor y pensé que no era justo con mi hijo. Así que lo dejé, sin más, no sabía que iba a hacer, cierto que mi padre me ayudaba de nuevo y no me faltaba vestido ni techo, pero la comida no estaba siempre asegurada. Ya conocía los rebozos, pero no tenía uno, así que investigué e investigué por internet y un día decidí probarlo con mi propio hijo, era uno azul y ese día recuerdo que fui a un programa de radio a hablar sobre el parto en agua, todos alabaron mi rebozo y dijeron que debería venderlos. Por la tela que había comprado para el mío me quedaba para otros dos, así que le regalé otro a una amiga que tenía una bebé de la misma edad que el mío, a ella también le funcionó. Despues un amigo muy querido me becó para ir a las clases de estimulación musical que daba en Cepapar, y ahí otras mamás se interesaron en el rebozo, y por fin una me insistió para que le vendiera uno, fueron largas horas dedicadas a diseñar el primer instructivo, pero salío, y recibí mis primeros 200 pesos, una fortuna. Poco a poco una cosa llevó a otra, me fui enseñando a hacer una página, a hacer contratos de distribución con empresas gringas, me hice educadora de psicoprofilaxis perinatal, instructora de estimulación temprana y asesora en lactancia y ahora maestra de costura. Ha sido un camino increíble, cansado, satisfactorio, aterrador, pero es verdad que ver en los ojos de mi hijo ese amor y saber que es este niño listo, cariñoso y amable en gran parte porque podemos estar juntos y no lo tengo que dejar ocho horas al día con quiensabequien, eso, eso es todo, es el origen y el destino de todo.

11 comentarios:

Vanyvalu dijo...

Me encantó este post Chili, porque se nota tu corazón, porque verdaderamente es admirables lo que has logrado y porque de hecho sí sirve para que otras mamás, como yo se sientan inspiradas a hacer lo propio, a andar su camino sabiendo que es posible, que el miedo no es más poderoso nunca que la voluntad y el esfuerzo.
De hecho, por esto fué que comencé a seguirte, porque la primera vez que encontré tu blog me quedé una hora viendo posts de manera aleatoria y pude captar una pequeña parte de tu historia y sonreí por tu creatividad, esfuerzo y el amor inmenso que tienes por tu hijo y por muchos detalles en los que de pronto me identifico, no tanto en mi vida actual, sino en mis aspiraciones.
De corazón te deseo lo mejor, para tí, tu hijo, tu empresa y para esa mujer que has decidido apoyar. Las mejores vibras y un cariñoso saludo.

Centro la Milpa dijo...

Gracias Vnayaulu, gracias de todo corazón.

Mirak dijo...

Qué conmovedor lo que platicas querida!!
Yo pienso mucho en lo que dices de cómo será la vida de los ojetes de este mundo, y no puedo ser muy objetiva, más bien visceral y rabiosa... los odio a todos aunque no sepa exactamente quiénes son y cómo es su vida... qué nocivo e inútil es el odio, por otro lado. Y luego ¿nada humano me es ajeno? ¿los ojetes de este mundo merecen estar en la categoría humanos?
Besos

La Chili dijo...

Si, es verdad, yo tampoco puedo ser muy objetiva en general, no deberían de existir los que toman esas acciones ni quienes dan la orden de que se tomen, pero al ir con mu hijo de la mano, protegiéndolo del mundo y vero a un papá con su hijo igual agarrándolo fuerte de la mano me produjo sentimientos raros.

Úrsula Amaranta dijo...

Hola, sé que "empezamos" mal y que tienes una imagen de mi que creo es equivocada por lo que comenté en twitter, creeme es un enorme mal entendido que en un mensaje privado te explicaré. Desde que descubrí tu pàgina no he dejado de leerla, nunca comento pero hoy sí que me moviste con tu historia y sólo quería decirte que eres una mujer admirable y que esto de "mamás que trabajan en casa" es algo de lo que yo estoy convencida que deberìamos buscar todas. Yo aùn no soy mamá pero quiero serlo en unos años y he estado planeando como poder trabajar en casa y estar cerca de mis futuros hijos. En muchos sentidos tu historia me conmovió.
Y no, no es egocentrismo cibernético, creo que es necesario hablar de historias así.
Definitivamente hay muchas cosas en las que podría no compartir tu visión de la vida, pero quería decirte que me provocas admiración y respeto y te felicito por ser una mujer de fuertes convicciones, radical, decidida, eso al final trae buenas recompensas y por lo que platicas, ya las estas viviendo.
Siempre he creido que necesitamos mas gente así en este mundo.

La Chili dijo...

Gracias por tu comentario, que bueno que podeamos retomar de otro modo, no sabía que leías el blog de manera regular, gracias.
Que padre que te estes preparando desde antes y que quieras trabajar en casa.

Becca dijo...

Gracias por escribir así, claro que no es egocentrismo cibernético, Son historias detrás de las cuales hay personas, seres humanos, sentimientos, etc. Qué valor el tuyo, creo que por algo suceden las cosas o una busca y encuentra lo que quiere. Me refiero a lo del trabajo y el dinero, que son temas que me abruman sobremanera, el trabajo es más fuente de desdicha que otra cosa. Espero algún día tener la sabiduría y el valor para desprenderme de lo monetario y hacer algo que me guste, como tú.
Saludos

Centro la Milpa dijo...

Gracias por tus palabras Becca, y por leerme, se puede, vivir de lo que te guste, se puede, lo prometo.

Azafrányanísestrella dijo...

Reinis...te leo y pienso en la mujer que conocí hace años y que empecé a admirar por culta y por creativa, por siempre tener lista la palabra precisa...porque siempre tuvo un sueño que en ese momento no había revelado ni había tomado la forma que hoy tiene...mi corazón sonríe de saberte...de que aunque estoy lejotes no me pierdo los momentos del pequeñín...estoy muy orgullosa por todo lo honesta que has sido contigo misma y por los pasitos que ya se hicieron camino en tu vida...te leo y sonrío...así nomás...se le quiere.

La Chili dijo...

Gracias por pasar por acá amiga, yo tambien me pienso como te andará por allá.

Mamá Gallina dijo...

Tu historía realmente me parece muy emotiva por muchas cosas, desde que me encontré con tu blog para mi ha sido como una fuente de inspiración, como un redescubrimiento y como el más claro de muchos ejemplos de que hacer lo que a una le gusta siempre trae buenos resultados.

Lo importante es eso, la valentía y la determinación para hacer las cosas pero también la certeza de lo que queremos. Te admiro más por que tus historias son de lucha,y por que para mi es una motivación: es como si alguien viniera y me susurrara al corazón: ¡Sí se puede!