jueves, julio 15, 2010

Un día ordinario

Escribí este post originalmente para el blog de mi pequeño, porque me pareció personal, pero luego me acordé de todas las veces que he sentido que me dicen que no hago nada, o que yo misma me digo que soy floja, ya se que sólo tengo 1 hijo y que las que tienen más se reirán de mí, pero al menos fue bueno para mi escribirlo, se los comparto acá porque el otro blog es privado.

Hoy se sintió como un buen día, provechoso.


En la mañana me traté de apurar porque tengo que ir a sacar una nueva licencia, pero se nos hizo tarde, así que nos pusimos a hacer nuestras prácticas de destrezas en la compu y luego en papel, trazar, elegir cuál animal esta a la derecha, pegar y recortar. Luego me puse a ordenar un poco la casa, lavé ropa, fuimos al super a comprar fruta y yogurt, puse a remojar la colcha del cuarto de Elena, fuimos por algo de almorzar y trajimos la peli de UP!, la vimos juntos, me puse a buscar casa para nosotros en internet, limpié el colchón de Elena y el sillón de la sala que rayaste todo con una pluma con Sani pine, tuvimos que ir por unos guantes de hule, lavé el baño, cenamos con leche de soya (que a los dos nos gusta ahora), armamos el rompecabezas de cuerpo humano, te canté la guanábana, te leí un cuento sobre hierbas medicinales dos veces porque me lo pediste, te dormiste, descargué varios capítulos de la serie que estoy viendo y regresé a la computadora a postar y tomarme un té.


Y eso que en general pienso que soy floja y no hago nada, incluso en días como hoy lo pienso, pero puesto así no parece.


Tu duermes y dormido me abrazabas y yo te amo como todos los días, aunque esté cansada.

7 comentarios:

Sabandija dijo...

Felicidades a tu hijo y felicidades a ti por ser tan gran mamá, aprendiendo cada día y compartiendo generosamente este bello y duro proceso!
Abrazos :)

La Chili dijo...

Gracias.

Vanyvalu dijo...

Qué hermoso Chili, me encanta precisamente lo personal, lo sencillo, la infinita ternura y el sentimiento compartido de que una parece no hacer nada cuando en realidad hace muuuucho, sobre todo ese amar como todos los días, aunque estés cansada.

Elena dijo...

Yo creo q a todas nos pasa,a mi con 2 crias y mi mega panza hay quien dice q no hago nada por q "solo estoy en mi casa",a las mamis q trabajan igual no hacen nada por q se apoyan en la guarderia o en la abuela q les cuida a los hijos,simplemente creo q nadie conoce todo el "trabjao" q hacemos mas q nosotras mismas y tambien solo nosotras comprendemos a otras mamis =)

Me encanta como relatas el dia,asi tan movido,creeme q despues de esto yo no me atreveria a ecir q no haces nada =)

Ilus dijo...

hola!
así es, las mamis hacemos mucho aunque a veces ni se nota, ni lo notan ni lo notamos. pero aún así, somos mujeres maravillosas.
un dato! te sugiero que investigues a fondo el asunto de beber leche de soya (sobre todo para tu niño). No es recomendable que los niños varones tan pequeños consuman soya por la gran carga de isoflavonas (hormonas femeninas similares a los estrógenos) que contie. Si quieres te mando info pero en internet hay montones. Esto lo supe después de darle soya a mi hijo por poco más de 4 meses. De haberlo sabido no se la daba ni de broma.
un abrazote
ileana

La Chili dijo...

Muchas gracias a todas la mamis.
Y si Ilus, me encantaría saber más sobre la soya, no la tomamos a menudo, pero como no comemos otras carnes más que pescado, casi no comemos huevo y al Itzcóatl no le custa los frijoles (ni lo que se le parezca), me preocupa su nivel proteíco.

azulitoclaro dijo...

Me pasa igual que a ti. Siento que no hago nada, pero luego me doy cuenta que mis días son un cúmulo de pequeñas cosas, a su ritmo, con su carga mental, física y emocional, que termino concluyendo que lo que pasa que que no hago lo mismo que todo el mundo... bueno, que todo el mundo "productivo" y que eso, en términos occidentales, me hace pensar distinto. Creo que deberíamos unirnos para cambiar (y cambiarnos) de mentalidad.
¡Tu vida está llena de actividades y de felicidad!
Un abrazo,
A.