martes, septiembre 27, 2011

El ritmo de nuestra familia (educación en casa)

Duende ratón

Me gusta leer un blog que se llama Frontier Dreams, en él Nicole empezó a escribir artículos semanales sobre el ritmo de su hogar y propuso que todos escribíeramos sobre el tema y hacer una liste de los artículos en su publicación semanal. Al principio estaba muy emocianda, cuántas podría yo escribir al respecto, pero luego, llegó el día y no. No tenía nada que decir, nada sobre nuestro maravilloso ritmo familiar, excepto pro la falta de él, excepto... ...excepto por los maravillosos días en que permito que no vaya la escuela y se queda aquí y genralmente pide escuela en casa y no volver más, hasta que luego de un día -o hasta dos- lo hago volver y parece disfrutarlo, está contento cuando sale.

Zapallo

Sin embargo la semana pasada faltó 3 días seguidos. En parte porque habíasmo estaod saliendo muy tarde de los ensayos para el recital de violín que tendrá pronto. Y varias cosas mágicas-interesantes ocurrieron. Después de un día de sólo jugar (lo que no se malo para ningún niño) solo y conmigo (por suerte tuve tiempo). Una mañana se puso a explorar su pared de arte y decidió que quería hacerlo todo; recortar, pegar, dibujar, escribir. Y eso se puso a hacer, claro que yo participé, pero menos de lo que esperaba, sólo lo ayudaba con cosas y lo dejaba trabajar, terminó muy sereno y satisfecho. Por la noche no podía parar de trabajar en su libro de trazo, necesitaba terminarlo antes de ir a dormir. Finalmente el jueves después de su clase de arte la maestra me preguntó qué le pasaba porque había trabajado mucho mejor que otras veces, más concentrado y atento, y si, sus trabajo estaban geniales, tanto en el desempeño como conceptualmente, entonces hablamos de que había dejado de ir a la escuela por tre días, y las dos nos quedamos mirando con mucho significado.

Trabajando de noche

Así que sí, por fin tendré el valor de hacerlo, hoy por fin compré nuestro currículum en Calvert y voy tratando de protegerme para la guerra que puede significar mantener nuestra desición ante la crítica de los demás, pero los haré, veo con mayor claridad cómo le hace bien, me hace bien y todo estará bien. Y espanto el fantasma de la Ritalina que siento que me acecha a cada esquina cuando cada maestra sugiera que pudiera ser Autista, Asperger o TDAH. Es sólo un niño, sí brillante, si no llena los estándares de su edad en todos los rubros posibles, sí es un ser humano, si All you need is love (todo lo que necesita es amor), y yo mucho valor, mucho valor.

Carillas

7 comentarios:

BriziaAquiles dijo...

Absolutamente wow!! Ya nos iremos contando!!!!

Centro la Milpa dijo...

GRracias Brizia,

Azulitoclaro dijo...

Recibe todo el ánimo del mundo y toda la admiración. Se la merecen, no porque no sea posible el reto (que sé que lo es y con creces), si no porque ante ese tipo de decisiones siempre es grato saber que no se está solo. Confieso que cada vez que leo sobre escuela en casa me entra un gusanito. A ver cómo van llegando los días.
Saluditos, aventureros y sabios (uds. dos).
;)

Feliz Mamá dijo...

felicidades por el gran paso!!!
muchos ánimos y fuerza!!!!!!!!!

La Chili dijo...

Gracias Azulito y Feliz Mamá, con nervios pero aquí vamos.

NuriaBadilla dijo...

Para justicias: el tiempo. Dicen por ahí. Llegó el momento, nada antes del momento.

Ahora es cuando finalmente tu corazón te dice que debe ser, entonces es el momento adecuado, definitivamente.

Estaré pendiente de seguir leyendo de esa maravillosa aventura!

Vanyvalu dijo...

Ah Náhuatl, no te había leído, wow! Bravo por tí y por el pillo, por permitirse sentir y honar lo que se intye, lo que se ve y se siente desde todos los sentidos y el corazón.
Un abrazototote!
Tú eres una maravillosa madre y maestra, llena de curiosidad y de intenciones amorosas y creativas, siempre interesada y ocupada en vivir congruente a lo que tus ideales te guían.
Los acompaño con mucha alegría!