viernes, agosto 20, 2010

Invocaciones


A veces tengo imágenes que vienen a mi mente sin ser llamadas. Siempre me ha intrigado si esto le pasa a todo el mundo. Suelen ocurrir en un momento de relajación mental involuntaria, digo involuntaria porque soy una persona bastante acelerada por lo que nunca me ha gustado fumar mariguana o me ha llamado la atención meditar o ese tipo de cosas, si se trata de desacelerar las cosas y calmarse no es lo mío, yo quiero hacer, hacer, hacer, digamos que sería normal que esté tejiendo mientras con el codo sostengo un libro y al mismo tiempo estamos desayunando el niño y yo y le doy bocados y yo como también.

Lo que quiero decir es que no busco poner mi mente en blanco nomás por el gusto de hacerlo, pero a veces pasa, cuando estoy acostada y estoy por quedarme dormida, o en el momento del clímax sexual, y entonces veo cosas.

Las imágenes son de dos tipos, una tiene que ver con ideas creativas que no siempre sería capaz de llevar a cabo, una pintura, un diseño, que nunca he visto y que me gustaría realizar.

Las otras son lugares de mi pasado, pero en la invocación de ellos el lugar se ve desolado, solo, descuidado, abandonado, pero es el mismo lugar, la entrada de la Universidad Nacional o la de los Viveros de Coyoacán y esa imagen viene a mi como el recuerdo de un lugar al que ya nunca podré volver porque la sensación que me produce tiene que ver con las emociones de aquella época, y eso se fue para siempre.

¿Les pasa también a ustedes?

3 comentarios:

vEra la tanguEra dijo...

Ay, estoy griposa convaleciendo... tiradísima en cama... esperando a don Torito a que llegue con la comida...

Tampoco me interesa eso de la mente en blanco... no sé... y supongo que a todos no han de pasar cosas locas cuando todo queda en silencio... supongo.

¿Cómo vas con tu gripa? ¿Ya saliste?

Saludos y besitos

Sabandija dijo...

No, no me pasa, pero sí me llegan sensaciones de emociones pasadas, como describes lo que acompaña a tus imágenes. Yo he intendado desesperadamente la meditación, pero definitivamente no puedo poner la mente en blanco, ja, demasiadas "perturbaciones mentales", como dice la momja budista

azulitoclaro dijo...

Más o menos. Es decir, sí me vienen imágenes pero no son invocaciones conscientes... a veces hasta pienso que vienen de otra vida (ha de ser, sobre todo, porque más que sitios son personas y situaciones distintas, como de otra época... pero en situaciones parecidas a las ahora vividas). Seguramente no tendré respuesta definitiva, pero me gusta sentir que quizás hubo y habrá otros momentos para celebrar.
;)